9 d’Octubre

Hoy el 9 de Octubre, día festivo de la Comunidad Valenciana. Hoy se celebra la autonomía del territorio que  compone el levante de la península ibérica, una región que fue taifa musulmana, y luego reino, Lo Regne, cuando fue reconquistada por el rey cristiano Jaume I en este día del año 1238, dotándola en los consiguientes meses de fueros. Reino que perteneció a la Corona de Aragón, y que posteriormente se constituyó dentro del Reino de España hasta el presente. Valencia ha sido siempre una región leal a España desde entonces como así reza su himno regional.

Hoy es un día para celebrar las cosas buenas de Valencia, de su tierra y de sus gentes; no para celebrar las cosas malas. Nadie las debe olvidar, todos las debemos conocer, tanto unas como otras. Ser autocríticos los primeros, y amantes y conocedores de su historia, de sus costumbres y tradiciones también. No es tan importante la bandera, que también tiene su sentido como símbolo; no es tan importante su extensión, su territorio, que también; no es tan importante su lengua ni siquiera su historia. Por encima de todo ello, Valencia -sus alrededores extensivamente, sus barrios reducidamente- es una sociedad. Es la comunidad de la gente que aquí vivimos y han vivido, es la comunidad de la gente que aquí llega a instalarse. No somos ni mejores ni peores: somos valencianos. Y el aprecio a todo ello no quita del respeto a otras banderas, regiones, sociedades, lenguas, formas de organización, tradiciones.

Hoy es un día por encima de todo para celebrar lo bueno de una sociedad, la valenciana, compuesta por personas, buenas, menos buenas y malas, con tantas características en común como diferencias entre todas ellas que hacen que exista una idiosincracia en la que se desarrolla parte de nuestra vida, que en parte es necesariamente compartida. No es más importante una sociedad por ser independiente o lo es menos por formar parte de sociedades más grandes. No es más importante una sociedad por la historia que ha tenido o ha dejado de tener, que también. Todo tiene su importancia en su justa medida.

Hoy mucha gente de mi ciudad, mucha gente de los pueblos de esta comunidad, está disfrutando de un día festivo para descansar, pasear y disfrutar en familia. Se permite hoy sentirse orgulloso de lo que como sociedad tenemos de bueno y hemos conseguido. Ya hay otros 364 días del año para sentirnos avergonzados, por cuenta ajena en ocasiones, por cuenta propia en otras, por otras cosas. Todas las sociedades tienen sombras, toda la historia tiene oscuridades de las que nadie se siente orgulloso.

Hoy, además, es el día de los enamorados aquí, el día de Sant Dionís: una buena ocasión como otro día cualquiera para recordar a las personas que queremos que las queremos. Se hace con una hermosa tradición de regalar dulces de mazapán envueltos en un pañuelo de seda.

El que se dedica a destruir esa celebración social y cívica o a agenciarse ilícitamente de unos valores comunes no se merece honor ni aplauso alguno, ni ovación ni agradecimiento. Sea de donde sea, se dedique a lo que se dedique.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s