Orgullo de becario

Sentir general de mi generación:

ROZANDO LOS VEINTICUATRO

Tengo una amiga enfermera que tuvo que emigrar a París. Una geógrafa en paro que enlaza másters. Otra que aparcó sus estudios para ayudar en el negocio familiar. Varias en ‘lista de espera’. Tengo un hermano cocinero que trabaja más de 10 horas todos los días y que se tiene que conformar con ‘aprender’. Otras tantas que probaron en Londres y otras tantas que probarán.

Y yo, la eterna becaria. Casi un año cobrando sólo para pagar el alquiler. Viviendo de prestado. Sobreviviendo por mis padres. Renovando contratos de risa sin parar. Pensando qué pasará en un mes, en medio año. Recordando cada día, que cuando era cajera en un súper o dependienta en Zara cobraba como una señora. Qué tiempos…Ahora, ninguna opción me parece buena y lo peor… Es que no me puedo quejar.

Rozo los veinticuatro años, que no euros. Y no tengo el bolsillo para novios.

Abril
Del blog Una copa, por favor de Abril, Cova y Allegra

Pues nada. A tope. A pesar de todo: orgullo de becario.

Anuncios

Un pensamiento en “Orgullo de becario

  1. Y hay que dar gracias por cada contratillo, oportunidad…es lo que nos ha tocado vivir! Pero seremos la generación más formada en cursos, másters, idiomas…mientras buscamos curro nos vamos formando!jeje

    Espero que te vaya todo fenomenal x los Madriles!
    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s